domingo, 17 de octubre de 2010

INTRODUCCIÓN A LA ANATOMIA TEMPOROMANDIBULAR


El área en la que se produce la conexión craneomandibular se denomina articulación temporomandibular (ATM). Esta articulación permite el movimiento de bisagra (derivado de una unión anatómica y funcional no disociable) en un plano, y puede considerarse, por lo tanto, una articulación ginglimoide. Sin embargo, al mismo tiempo, también permite movimientos de deslizamiento, lo cual la clasifica como una articulación artrodial. Técnicamente se ha considerado una articulación ginglimoartrodial.
La Articulación Temporomandibular tambien se considera una diartrosis bicondilea con un disco interpuesto, es decir, una articulación libre de movimiento.
El disco articula con la cavidad glenoidea y el cóndilo temporal. Como exponen Dos Santos (1995), Learreta (1997) y Rocabado (1998), las ATM son articulaciones siamesas relacionadas por el arco mandibular.
La ATM está situada bilateralmente a nivel de la base del cráneo. Está constituida esencialmente por la porción escamosa del hueso temporal, el proceso condilar del maxilar inferior, un menisco, los ligamentos, la cápsula articular y demás estructuras relacionadas, como las cadenas musculares.
La articulación está colocada inmediatamente frente al meato auditivo externo y está limitada anteriormente por el proceso articular del hueso cigomático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada